The Empty Chair, por Sir Samuel Luke Fildes, 1870

sábado, 23 de octubre de 2010

UN PICKWICK ES UN PICKWICK

Aunque se trate de una edición en rústica nunca debe subestimarse un Pickwick, una obra sin parangón en la historia de la literatura por su humor fresco y jovial. La propia experiencia vtial de Dickens queda reflejada en esta extraordiinaria obra, especialmente el mundo de las posadas de la vieja Inglaterra y no menos el jocoso ambiente que envolvía los certámenes electorales, conocimientos adquiridos gracias a su actividad como cronista político. Así lo constatamos en la descripción que hace Dickens de las elecciones en aquella insigne villa de Eatanswill, cuando el candidato Samuel Slumkey es tranquilizado por sus asesores antes de dirigirse a sus electores: "Nada ha quedado por hacer, sir , nada. A la puerta de la calle hay veinte hombres perfectamente lavados para que usted les estreche las manos, y seis niños en brazos para que usted les acaricie las cabecitas y pregunte por su edad; fíjese bien en los niños sir.; esas cosas son siempre de gran efecto." Un observador de la naturaleza humana donde los haya. Y para asombro general, diremos finalmente que esta obra apareció por primera vez en 1837, cuando Dickens contaba tan solo con 25 años. Altamente recomendable. Traducción de Manuel Ortega y Gasset.   Tres volúmenes:  317 + 337 + 311 páginas. 18€.

No hay comentarios:

Publicar un comentario